Se agota la Vacuna contra la Tosferina. ¡Que NO cunda el pánico!

November 27, 2015

Poco a poco hemos visto cómo en nuestro país ha venido escaseando la vacuna contra la tosferina y al mismo tiempo he visto cómo han entrado en pánico todas las madres gestantes porque no pueden vacunar a sus contactos (vacuna para la mamá, sí hay). Realmente, no hay necesidad de alarmarse hasta tal punto, lo que tenemos que hacer es saber cómo actuar. La estrategia capullo sí es la primera precaución que debemos tener en cuenta cuando va a llegar un nuevo integrante a nuestra familia, pero hay otras muchas cosas que podemos o debemos hacer, no sólo cuando tenemos restricciones con la vacuna, sino siempre al tener un recién nacido en casa. 

 

1.  Restringir las visitas: Este punto sí que es importante. Me he dado cuenta por estos días de que muchas mamás o familias no tienen clara esta información. Creen que por haber mandando  a vacunar hasta al primo tercero del primo segundo, pueden entrar todos a su casa. ¡No! La restricción de las visitas la aplico yo inclusive hasta para la gente que ya está vacunada contra la Tosferina. ¿Por qué? Pues porque la tosferina no es la única enfermedad a la que están expuestos nuestros bebés; la variedad de infecciones que puede contraer un ser humano es incontable y muchas veces hasta asintomática en adultos, así que debemos minimizar el número de contactos posibles, más que todo, esos primeros 3 meses, cuando el sistema inmunológico del bebé es tan débil e inmaduro.   

 

2.  Evitar por completo los contactos con gripa o infecciones respiratorias:  Esta recomendación ya no solo va para el bebé. Protegerlo a él de los contactos con gripa es fundamental pero te recomiendo que también te protejas tú y todos los que viven a su alrededor. Hay que fortalecer la barrera porque sin vacuna no sabemos qué infección podamos contraer.  A muchas personas esta recomendación se les hace difícil de acatar porque vivimos constantemente rodeados de personas con gripa o con tos, pero si somos conscientes del riesgo al que podemos enfrentar a nuestro bebé, tomaremos las medidas necesarias como: Si no podemos retirarnos del sitio donde hay presencia de infecciones, mantener tapabocas al alcance nuestro (porque si el enfermo no se lo pone, me lo pongo yo), mantener constante lavado de manos, reforzar lavado con gel antibacterial y no saludar de beso a nadie que tenga infección respiratoria.

 

3.  Manejar adecuadamente una gripa en casa:  Desafortunadamente, muchas veces revienta una gripa o una tos en la mamá o en el papá o en alguno de los que está en la casa cuando nace el bebé. Yo sugiero que quien tenga la gripa se haga valorar para conocer el tipo de infección que tiene, si es viral o si es por bacteria y eso definirá el manejo y tratamiento. Además de esto,  lo recomendado es:  

Si es la madre, 

a) Lactancia exclusiva: En realidad, la lactancia es como nuestra primera vacuna y es por donde transmitimos los anticuerpos al recién nacido para protegerlo (esto no aplica para casos en los que la mamá no pueda lactar por la toma de algún medicamento por un determinado diagnóstico). 

b) Uso frecuente de doble tapabocas, lavado de manos cada que vaya a manipular a su hijo y reforzar con gel antibacterial. 

Si es el padre o el herman@,

a) Uso frecuente de doble tapabocas, lavado de manos constante (independientemente de si carga o no a su bebé) y reforzar con gel antibacterial.

b) Mientras tenga la infección, lo ideal es que duerma en un cuarto diferente al de su bebé o hermanit@.

c) Mientras tenga la infección, no manipular a su bebé o hermanito@.

Si es el abuel@, o el cuidador, lo recomendable es que se regrese para su casa desde el mismo momento que sienta que se va a enfermar. Mientras exista la opción de retirarse del lado del recién nacido, hagámoslo. 

 

4.  Estar muy atentos a los signos de alarma en nuestro bebé que ameritan consulta inmediata. La evolución en un recién nacido de cualquier afección es muy rápida, por lo que hay que reaccionar a tiempo.  Estos signos son:

a) Fiebre:  la fiebre indica generalmente infección y en un menor de 3 meses siempre es motivo de consulta urgente. 

b) Aleteo nasal: el aleteo nasal es signo de dificultad respiratoria, motivo de consulta inmediata.

c) Estridor en el pecho: Si al respirar se le siente un silbido en el pecho a tu bebé, es motivo de consulta inmediata.

d) Respiración rápida con hundimiento del estomaguito por debajo de las costillas, también indica dificultad respiratoria, motivo de consulta inmediata.

 

5. No sacar al bebé a sitios concurridos:  Mamás, si se sienten abrumadas en sus casas, si les falta el aire, si están deprimidas, pidan una mano. Pídanle a alguien que les cuide a su bebé una o dos horas mientras ustedes se despejan. No hay nada de malo en eso, es más, es conveniente evitar estresarnos para que no se nos dificulte la lactancia. Pero traten de no sacar a sus bebés con menos de 3 meses de edad a sitios concurridos como centros comerciales.  Yo no saqué a los míos hasta los 6 meses (las pocas salidas que hice antes fueron a los 5 meses a la casa de mis papás) y muchos pensarán que soy una loca obsesiva compulsiva pero no, realmente lo que estoy haciendo es esperar a que su sistema inmune se fortalezca un poco más y a completar su esquema de vacunación. Muchos son los que piensan que porque a los dos meses recibió sus primeras vacunas, su hijo ya está protegido, y lo que no saben es que esa es la primera dosis de algunas vacunas que terminan por completarse a los 6 meses. 

 

Mamás, papás, creo que con esto que menciono podemos sobrevivir sin vacuna mientras nos llega. No nos llenemos de pánico, más bien actuemos con consciencia y hagamos respetar nuestras reglas. 

 

Y por último quisiera dejar una reflexión: Si eres familiar o amigo de una madre que está próxima a tener su bebé y la decisión de ella es evitar las visitas, tratemos de respetarla. Lo he dicho en muchas ocasiones y lo repito: cualquier cosa que una madre haga a favor de la salud de sus hijos, nunca será exagerado, y no hay razón para cuestionarla. Más bien facilitémosle la vida y apoyémosla, es un ser indefenso el que está de por medio. 

 

 

Juana Estrada Robledo, Mamá de Salomé, en el cielo, y Luna y Salomón, en la Tierra.

Fundación Salomé Salva una Vida

Presidenta y Fundadora

 

 

 

Please reload

Post Destacado

Superé la muerte pero no la enfermedad!

02/06/2017

1/10
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Tags