Ya hace 4 años te fuiste!

Hace cuatro años a esta hora estaba sentada en mi cama, sin poder dormir, oyendo una grabación de una sesión de ángeles que me hablaban de Salomé, tratando de encontrar algún mensaje que me dijera que mi hija sí iba a vivir. La ansiedad no me dejaba dormir. Algo me decía y muy claramente, que mi hija se moría esa noche.  Lo único que repetía Patricia, nuestra consultora, era que Salomé iba a tocar muchas vidas, que tenía una misión muy grande. Ahí era donde la duda me asaltaba -no, entonces sí va a vivir, fe Juana, fe- me decía yo misma una y otra vez cada que devolvía la grabación y la volvía a oír.  Así me pasé unas 3 horas, desde las 8:30pm que llegamos a mi casa después de una misa de sanación por mi bebé, hasta las 11:30pm que fue la hora en la que sonó el teléfono. Yo había advertido que nadie me llamara, así que era evidente que la llamada tenía que provenir de la clínica. Tomé el celular con las manos completamente temblorosas y contesté. El médico me dice: -"Mamá, su hija está muy grave. Debo aplicarle una inyección, estamos haciendo todo lo posible"- Colgué el teléfono y lo único que hice fue decirle a Julián, -"Gordo, Salomé se va a morir, levantémonos,  y nada, para adelante, vamos a tener más hijos"-  Mentalmente me sentía tranquila, pero físicamente los brazos, las manos y las piernas no me dejaban de temblar.  Salimos de inmediato para la Clínica y cruzando la esquina, aproximadamente 100 metros antes de llegar, me volvió a sonar el celular, contesté y esta frase me partió la vida en 2: -Mamá, lamento informarle que su hija acaba de fallecer"-. Al contrario de lo que viví momentos previos, sentí como si el alma mía hubiera dado un salto al vacío. Ésa fue exactamente la sensación, como cuando uno está soñando y se tira por un precipicio y está todo el tiempo esperando el golpe pero aquí uno nunca se despierta... Sin embargo, físicamente me sentía intacta.  Ya eran entonces las 12 de la noche pasadas del 30 de Junio de 2011. 
Y aquí estoy, 4 años después, con los ojos encharcados porque la mente es complicada y los recuerdos hacen revivir sensaciones, pero ya no lloro, ya no me encierro en el baño a soltar por largos minutos los nudos en la garganta que se formaban día tras día, ni tampoco me pegan tan duro las fechas especiales, ni tengo que parar 5 minutos antes de empezar una charla porque las lágrimas no me dejan hablar.  Qué cosa más "fortalecedora" (si se puede escribir así) es perder un hijo. Sí se puede decir que es lo más desgarrador, pero que uno se fortalece, se fortalece. La vida se ve tan distinta... pero me gusta cómo se ve.  Aquí, 4 años después, estoy re-lanzando el sitio web de nuestra
Fundación que lleva el nombre de mi hija: www.salomesalvaunavida.com, porque esto hace parte de este proceso, el deseo constante de querer gritarle al mundo CUIDADO, que se puede EVITAR pasar por lo mismo que vivimos mi familia y yo; las ganas interminables de entender la cantidad de riesgos a los que están expuestos nuestros bebés y poder entregarles esta información a ustedes desde esta perspectiva y aportarles algo en ese camino tan difícil que es ser madres, más que todo en un campo tan desconocido para nosotras como es la salud, pero ésa, la del día a día, la que sin darnos cuenta, por no tener información clara, hacemos lo incorrecto y afectamos la vida de esos pequeñitos que son más que la vida nuestra.
Aquí estoy sentada, 4 años después honrando la memoria de Salomé -honrando su misión que bien cierto sí era que iba a ser grande y sí que iba a tocar vidas- escribiendo mi primera entrada en este blog que será un nuevo medio de información porque continuaré en esta lucha por alertar y prevenir a los padres, y cualquier herramienta que sume a esta misión, que terminó siendo también la mía, la aprovecharé. 

Los invito a navegar por este nuevo sitio web. Encontrarán información más amplia sobre la enfermedad que se llevó a mi bebé.  Podrán leer, oír y ver el caso contado por mí y también argumentado desde el punto de vista médico. Podrán entender mejor por qué nos debemos vacunar y dónde nos podemos vacunar. Podrán ver videos, estadísticas, noticias de la enfermedad y también de la Fundación. Podrán conocer otros casos, visitar el "muro de nuestros ángeles" donde honraremos la memoria de algunos bebés que se han ido por enfermedades que se pueden prevenir. Tendrán información de las campañas que implementamos y conocerán las opciones para vincularse. Espero que este nuevo sitio les aporte información valiosa en cuanto a prevención y que mi blog pueda ser algunas veces pauta para sus decisiones, o simplemente que sea un texto donde encuentren una opinión de una mamá más. 

 

Juana Estrada Robledo, mamá de Salomé en el cielo, y Salomón y Luna en la Tierra!!!

 

Please reload

Post Destacado

Superé la muerte pero no la enfermedad!

02/06/2017

1/10
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Tags