Cerrar

Tosferina

Su transmisión puede ser mortal.
Está en tus manos prevenirla.

Queremos llegarle al mundo con nuestro testimonio de vida para que los padres tomen conciencia y se sensibilicen frente a esta enfermedad que suele pasar DESAPERCIBIDA
y que muchos creen hoy erradicada.

Salomé Jaramillo Estrada, nació el 01 de junio de 2011, después de un embarazo perfecto. A los 23 días de nacida presentó una tos muy leve, estornudos y hundimiento en el pecho al respirar. Se pensó que era solo un resfriado pero después de ser trasladada a la clínica, fue internada en Cuidados Intensivos con diagnóstico de Bronquiolitis. Su enfermedad evolucionó muy bien, pero al quinto día de estar en la UCI, su cuadro cambió drásticamente.
Salo se sobreinfectó por bacteria, y por la tos que presentó con enrojecimiento, apnea, salivación excesiva, se sospechó que era Tos ferina. Fue tratada como tal, sin embargo ya era demasiado tarde y al séptimo día, el 30 de junio de 2011, nuestra hija falleció.
Fuimos diagnosticados con Tos ferina POSITIVO, su abuelo materno, su tía materna y nosotros, los padres. El ginecólogo y otros parientes cercanos que tuvieron contacto con nosotros también tuvieron el mismo diagnóstico.

Prevenirla es muy fácil

Lo primero y más importante es la VACUNACIÓN de los padres y todos los familiares que vayan a tener contacto con el bebé durante sus primeros 6 meses.

Quienes son más propensos a transmitir esta enfermedad son los jóvenes y adultos debido a que con el tiempo nos vamos volviendo inmunes a las vacunas adquiridas hasta nuestros primeros 10 años . Por eso, queremos enfatizar en que debemos aplicarnos un refuerzo de la vacuna cada 10 años.

El grupo de mayor riesgo son los recién nacidos y los bebes menores de 6 meses, por no tener un esquema de vacunación completo por su edad.

¿Qué es la TOS FERINA?
Es una enfermedad respiratoria, producida por una bacteria llamada Bordetella pertussis que se transmite de persona a persona por vía aérea, afectando principalmente a lactantes.

¿Cómo detectarla?
Inicia como un resfrío común, con estornudos, congestión nasal, tos leve, puede presentar enrojecimiento, y puede presentar o no fiebre; de 1 a 2 semanas aparece un período de tos episódica severa, con un ruido respiratorio característico (el canto del gallo) que puede estar seguido de vómitos y apnea (detención de la respiración), finalizando con un período de recuperación donde generalmente se presentan las complicaciones.

¿Quiénes pueden transmitir la enfermedad al bebé?
•Padres:55% de los casos
•Abuelos, cuidadores y trabajadores de Salud:25%
•Hermanos:20%